11 alimentos beneficiosos para el cerebro y la memoria

¿Te gustaría potenciar tus funciones cognitivas? Incluye alimentos beneficiosos para el cerebro y la memoria en tu dieta diaria. Click To Tweet

Algunos alimentos son beneficiosos para el cerebro y la memoria y evitan el deterioro cognitivo y los trastornos neurodegenerativos, vinculados con el envejecimiento cerebral.

Las neuronas pueden y deben estimularse de diferentes maneras a lo largo de la vida, y la alimentación es una buena forma de lograrlo.

Estos 11 alimentos beneficiosos para el cerebro y la memoria no deben faltar en tus comidas diarias.

La importancia de determinados nutrientes

Todo lo que comes puede influir en la estructura y la salud del cerebro. Es decir, una dieta rica en alimentos beneficiosos para el cerebro no solo lo estimulará, sino que potenciará tus funciones cognitivas, a corto, medio y largo plazo.

Para mejorar tu capacidad cognitiva, sigue una dieta rica en nutrientes, como ácidos grasos y omega-3 (que crean y reparan las células cerebrales) y antioxidantes (que reducen el estrés celular y la inflamación, principales causas del envejecimiento y de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer).

La memoria y la concentración se pueden potenciar, al igual que otras tareas mentales. Los alimentos que elijas pueden propiciar la salud de tu cerebro.

Los alimentos beneficiosos para el cerebro y la memoria deben ser ricos en:

Antioxidantes, como flavonoides y vitamina E.
Vitamina B.
Grasas saludables.
Ácidos grasos y omegas.

Lista de alimentos beneficiosos para el cerebro y la memoria

Una dieta rica en los siguientes alimentos beneficiosos para el cerebro y la memoria puede contribuir a mejorar la función cerebral y prevenir enfermedades neurodegenerativas.

Sin embargo, es importante reiterar que llevar un estilo de vida más saludable es fundamental: haz ejercicio físico con regularidad, descansa bien y disfruta de una buena higiene. Evita o reduce el consumo de tabaco, alcohol, grasas y azúcar.

Ahora, toma nota de los 11 alimentos que debes incluir siempre en tu lista de la compra.

Pescado azul


Pescados como el atún, la caballa, el salmón y las sardinas se denominan pescado azul y son una importante fuente de Omega-3 y ácido docosahexaenoico (DHA).
Estos componentes pueden regular la función neuronal, así como beneficiar la capacidad del cerebro de almacenar información.

Frutos secos y semillas


Los pistachos, las nueces de macadamia, las almendras y las nueces son muy útiles. Las nueces y las semillas de calabaza, de lino y de girasol benefician la función cerebral y la memoria.

Como los frutos secos y las semillas son fuente de omega-3, omega-6, vitaminas B6 y E, ácidos grasos, proteínas y antioxidantes, mejoran el funcionamiento del cerebro reduciendo el envejecimiento de las células cerebrales, protegiéndolas de su efecto oxidante.

Estas propiedades refuerzan la memoria y las funciones cognitivas, y se ha demostrado que reducen las posibilidades de sufrir demencia y Alzheimer.

Espinacas


Las espinacas son ricas en vitamina E y ácido fólico. Estas propiedades se asocian a una reducción del índice de tumores y células cancerosas, así como a la ralentización del envejecimiento neuronal.

Frutos rojos


Las mejores opciones para llenar el cajón de la fruta son: fresas, grosellas, arándanos, moras y açaís, entre otros frutos rojos.

La mayoría contienen flavonoides, que resultan beneficiosos para el cerebro y la memoria. Los antioxidantes incluso ayudan a reducir la inflamación y el estrés oxidativo.

Además, muchas de estas frutas contienen fisetina, un flavonoide que potencia la comunicación entre las neuronas y, por lo tanto, estimula las funciones cognitivas, como el aprendizaje, la memoria, la razón y la atención.

Además, estos alimentos ayudan a reducir la pérdida de memoria, el deterioro cognitivo y los trastornos neurodegenerativos como el Alzheimer.

Huevos


Los huevos son ricos en nutrientes importantes para el cerebro, como el ácido fólico, la vitamina B6 y la vitamina B12, que pueden ayudar a prevenir el deterioro cognitivo.

Además, la yema de huevo contiene colina, un componente que permite prevenir las demencias relacionadas con la edad, como el Alzheimer.

Otros alimentos que incluyen compuestos similares son el hígado, el brócoli, la coliflor y el bacalao.

Chocolate negro


Seguro que no esperabas la aparición de un dulce en esta lista. Aunque debe consumirse con moderación, el chocolate negro contiene cacao, con muchos flavonoides, que es un tipo de antioxidante. Los antioxidantes mejoran la salud del cerebro porque protegen este órgano del estrés oxidativo causado por los radicales libres.

Así, el chocolate negro potencia las funciones cognitivas y la memoria, previniendo enfermedades neurodegenerativas.

Este alimento puede estimular el flujo sanguíneo del cerebro, lo que beneficia el buen funcionamiento de las neuronas.

Cereales


Cereales como el arroz integral, la cebada, el trigo, la avena, el pan y la pasta integrales son ricos en vitamina E, otra vitamina beneficiosa para la salud del cerebro. Los cereales son una buena base para preparar tus comidas o para acompañarlas y mejorar las funciones cognitivas.

Té verde


La cafeína natural que contiene el té verde estimula la concentración, ya que logra bloquear los efectos de un componente cerebral, la adenosina, que induce el sueño.

La cafeína se puede encontrar en otras bebidas como el café y el té negro; sin embargo, sus propiedades no son tan beneficiosas para el cerebro y, a menudo, pueden sobreestimularlo y provocar el efecto contrario.

Así que el té verde con cafeína natural ayuda al cerebro a procesar información y a tejer una actividad más compleja, resultado de la entropía, otra sustancia cerebral.
Por último, la cafeína aporta antioxidantes, que combaten el envejecimiento cerebral y reducen el deterioro cognitivo.

Cacahuetes


Los cacahuetes merecen un reconocimiento especial por su valor nutricional. Se trata de un alimento rico en proteínas y grasas saludables insaturadas, que regulan los niveles de energía. Además, son una fuente de vitaminas y minerales (como la vitamina E y el resveratrol) y contribuyen a mejorar la salud del cerebro.

Se ha demostrado que el resveratrol tiene un efecto protector frente a la inflamación y las enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer, el Parkinson y el cáncer. Sin embargo, debes tomarlos con moderación, preferiblemente crudos y sin sal.

Verduras


Las crucíferas son una buena fuente de fibra y nutrientes que benefician el funcionamiento del cerebro. El brócoli, por ejemplo, contiene glucosinolatos, sustancias conocidas por descomponer los isotiocianatos, que disminuyen el estrés oxidativo y reducen el riesgo de enfermedades neurodegenerativas.

Además, el brócoli contiene vitamina C y flavonoides, los antioxidantes que estimulan la función cerebral.

Otras verduras como la col rizada pueden mejorar la salud del cerebro, porque también contienen glucosinolatos, antioxidantes, vitaminas y minerales.

Con esto en mente, toma nota de las verduras que deben estar presentes en tus comidas:

  • Coles de Bruselas
  • Pak choi
  • Repollo
  • Coliflor
  • Nabos
  • Col rizada
  • Soja


    Los alimentos derivados de la soja son una importante fuente de polifenoles (isoflavonas) que aportan antioxidantes, disminuyen el riesgo de demencia y mejoran las funciones cognitivas durante el envejecimiento.

    Ahora que conoces los 11 alimentos beneficiosos para el cerebro y la memoria, procura incluirlos en tu dieta para aprovechar los beneficios que aportan para la capacidad cognitiva y su poder de reducir enfermedades neurodegenerativas. La Escuela de Medicina de Harvard afirma que no existe una receta mágica para prevenir el deterioro cognitivo; por lo tanto, tu dieta no debe basarse en un único alimento saludable para el cerebro: combina varios y no cuentes únicamente con esta medida de prevención. Mantén siempre una buena actividad física y mental.

    En nutrición se destaca la importancia de seguir una dieta saludable y variada que incluya fruta, verdura, legumbres y cereales integrales. Opta por alimentos de origen vegetal y pescado, que aportan proteínas, y elige grasas saludables, como el aceite de oliva, en lugar de grasas saturadas.

    Los estudios demuestran que los mejores alimentos para el cerebro están relacionados con los que protegen el corazón y los vasos sanguíneos.

Fuentes:

Escrito por