Oncología

En Unilabs ofrecemos pruebas genéticas de oncología para la detección del cáncer de mama, de colon y para determinar el riesgo oncológico de los pacientes. A través de un sencillo test de sangre, los resultados estarán en un plazo de 15 - 60 días.

Predisposición genética al Cáncer de mama y ovario
Predisposición genética al cáncer colorrectal
Test de riesgo oncológico
Test genético riesgo cáncer hereditario
Test para cáncer de cérvix
Test para la detección del cáncer de vejiga | BLADDER XPERT
Test para seguimiento del cáncer de vejiga | BLADDER XPERT

¿Qué pruebas genéticas de oncología realiza Unilabs?

Las pruebas genéticas son útiles para saber cuál es el riesgo que una persona tiene de sufrir un determinado cáncer. Esto contribuye a la prevención y, también, a poder realizar las pruebas oportunas que ayuden a recibir un diagnóstico en las etapas más tempranas de la enfermedad. En todos los casos, esto incrementa la supervivencia.

En España, el número de diagnósticos de cáncer ha aumentado con el paso de los años. De hecho, la Asociación Española contra el Cáncer ha encontrado una progresión ascendente desde el año 2015 hasta el momento actual. Por este motivo, las pruebas genéticas de oncología de Unilabs ayudan a saber cuál es el riesgo de sufrir un cáncer de mama y un cáncer colorrectal, además de analizar el riesgo oncológico.

Cáncer de mama

El cáncer de mama es uno de los más investigados, pero, a pesar de eso, también ha experimentado un incremento de los casos en los últimos años. Desde Unilabs, el test de predisposición genética al cáncer de mama y ovario es útil para todas aquellas mujeres que hayan podido tener antecedentes de esta enfermedad dentro de su familia.

Mediante una sencilla toma de sangre, se obtiene el ADN que será el que se estudiará para identificar todos aquellos genes que pueden indicar el perfil de riesgo de las pacientes. Los resultados se obtendrán una vez se completen los 60 días. Dependiendo de ellos, convendrá iniciar una serie de revisiones anuales que permitan detectar el cáncer cuanto antes en el caso de que aparezca.

Cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal genera uno de los mayores retos a nivel médico, puesto que en muchas ocasiones, en sus primeras etapas, no manifiesta síntomas. Esto hace que pase desapercibido y que en el momento de poder diagnosticarlo ya se encuentre en una fase muy avanzada. Por eso, conviene realizar una prueba genética oncológica.

Unilabs pone a disposición de todas las personas el test de predisposición genética al cáncer colorrectal. De esta forma, a cualquier edad, se puede verificar cuál es el nivel de riesgo para poder comenzar con un seguimiento del estado de salud que permita adelantarse a la posible aparición de un tumor. Así, se incrementa la tasa de supervivencia en el caso de que haya un diagnóstico que puede ser antes o después de los 50 años.

Riesgo oncológico

A pesar de que el cáncer de mama y el colorrectal son dos que están entre los de mayor incidencia, existen otros que también deben poder diagnosticarse con el tiempo suficiente: el cáncer de páncreas, de pulmón, de próstata, etc. En aquellas situaciones en las que se quiera evaluar el riesgo que existen, en general, de sufrir algunas de estas enfermedades, se puede realizar el test de oncología de Unilabs sobre riesgo oncológico.

Esta prueba tiene el cometido de evaluar las posibilidades que una persona puede tener de padecer alguno de los diferentes tipos de cáncer que existen. Para eso, analiza hasta 96 genes y los resultados se obtienen mucho más rápido. En unos 15 días, un paciente podrá saber cuál es su riesgo de sufrir cáncer para tomar las medidas oportunas.

¿Cuándo realizar una prueba de genética oncológica?

La prueba genética de oncología se recomienda en aquellos casos en los que pueda haber sospechas de que una persona pueda tener un riesgo incrementado de sufrir algún tipo de cáncer. Por eso, se aconseja un test de Unilabs en los siguientes supuestos:

  • Cuando hay antecedentes familiares: si una mujer ha tenido una madre y una abuela que han sufrido cáncer de mama, es importante que se realice una prueba genética oncológica para determinar su riesgo de padecer la enfermedad.
  • Cualquier persona mayor de 45 años: cuando se supera esta edad, las posibilidades de sufrir cualquier tipo de cáncer aumentan, por lo que es una forma de adelantarse a un diagnóstico e identificar un tumor en una fase temprana.

La fiabilidad de las pruebas de genética oncológica son altas porque se trabaja con la última tecnología que permite afinar los resultados: secuenciación del genoma completo, genética molecular, citogenética, etc. Asimismo, la rapidez de los informes ayuda a saber, sin demora, el riesgo genético que tiene una persona de sufrir algún tipo de cáncer.

En la actualidad, la detección temprana es fundamental para aumentar la supervivencia de los pacientes cuando se enfrentan a un diagnóstico de este tipo. Por eso, las pruebas genéticas de oncología son una ayuda que se encuentra al alcance de cualquier persona y que, específicamente, se orientan a aquellas que tienen antecedentes en su familia o ya han superado una edad en la que un diagnóstico de cáncer es más probable.