Placas amiloides

Placas amiloides

 

Las placas amiloides son depósitos anormales de proteínas denominadas beta-amiloideas que se acumulan en el cerebro de las personas. Cuando esto ocurre, es frecuente que se relacione con el diagnóstico de una enfermedad neurodegenerativa como el Alzheimer que, según la SEN, padecen 800.000 personas en España.

En el momento en el que estas proteínas se van agrupando, lo hacen en espacios extracelulares del cerebro —es decir, en las zonas donde hay líquido cefalorraquídeo. Esto provoca que la función cognitiva de los pacientes disminuya, apareciendo problemas de memoria que empeoran con el paso del tiempo, dificultades para razonar y comunicarse.

Asimismo, las placas amiloides pueden deteriorar el sistema nervioso central. En esta situación concreta pueden aparecer problemas en el movimiento, como temblores, pero también rigidez en los músculos. Esto no solo puede generar una gran incomodidad en los pacientes, sino la presencia de dolor. 

salud-hombre

 

Actualmente, existen muchas dudas sobre los motivos por los que las placas amiloides se acumulan en el cerebro. Hay investigaciones recientes que apuntan a que esto es habitual a medida que se avanza en edad, sin embargo, no se sabe todavía por qué algunas personas desarrollan demencia cuando esto sucede y otras no.

Puede que el efecto de estas placas tenga que ver con muchas de las causas que suele haber para el desarrollo de las enfermedades neurodegenerativas: factores genéticos y ambientales o estilo de vida. No obstante, se necesitan muchas más investigaciones para concretar por qué las placas amiloides disminuyen la función cognitiva y las razones por las que algunas personas acaban sufriendo enfermedades como el Alzheimer debido a esto.