Electroforesis en gel

Electroforesis en gel

 

¿Qué es electroforesis en gel?

 

La electroforesis en gel es una técnica que permite separar fragmentos de ADN dependiendo de su tamaño y de su carga. De esta manera, resulta útil para poder realizar análisis genéticos más precisos. Así, los investigadores pueden identificar genes que se han dañado, descubrir enfermedades genéticas como la de Huntington o puede emplearse para observar cuál es el vínculo genético entre dos y más personas. 

 

La forma en la que funciona la electroforesis en gel es la siguiente:

 

  • Las muestras de ADN que se quieren analizar o estudiar se introducen en los pocillos de muestra. Estos estarán en el extremo negativo y será la corriente eléctrica la encargada de arrastrar las muestras a través del gel.
  • Estas muestras pasarán del extremo negativo al positivo y los más pequeños atraviesan el gel de manera mucho más rápida. Mientras, los grandes se quedarán cerca de los pocillos de muestra. Esto permite separarlos para examinarlos.
  • La electroforesis en gel ayuda a identificar y examinar los componentes del ADN de una forma fácil y rápida, para proporcionar toda la información genética que se esté buscando. Y es que sus aplicaciones son numerosas.

 

La electroforesis en gel se utiliza, también, en situaciones en las que es necesario realizar una prueba de paternidad para comprobar el parentesco que se tiene con otra persona. No obstante, sus aplicaciones van más allá y ayudan, asimismo, en el análisis de muestras de tejido que se encuentran en la escena de un crimen, por ejemplo. 

 

En definitiva, la electroforesis en gel es una técnica muy útil, versátil y que permite separar las moléculas grandes de las pequeñas con gran eficacia. Tanto en biología molecular como en bioquímica, la electroforesis en gel está muy presente en muchos análisis, diagnóstico e investigaciones que se llevan a cabo en la actualidad.