Ciclo PCR

Ciclo PCR

 

¿Qué es ciclo PCR?

 

El ciclo PCR es una técnica que se utiliza para amplificar el ADN y analizarlo. Durante la covid-19, se realizaron numerosas PCR a la población que consistían en introducir un hisopo por la nariz para poder obtener una muestra. Gracias a ella, se podía saber si una persona era portadora del virus y, también, de qué cepa en concreto. Debido a la PCR se pueden realizar cribados masivos bastante rápidos. 

 

Un ciclo PCR consta de los siguientes pasos:

 

  • Desnaturalización: una vez que se obtiene la muestra de ADN, esta se va a calentar a una temperatura muy alta que debe rondar los 95 °C. Para ello se utiliza un termociclador. Gracias a este calor se consigue desnaturalizar el ADN, es decir, separar sus fragmentos para poder analizarlos.
  • Alineamiento: después de haber calentado la muestra, el termociclador va a enfriar la temperatura hasta los 40 °C, aproximadamente, para que los segmentos más cortos del ADN se puedan unir.
  • Extensión: tras el segundo paso, se vuelve a aumentar la temperatura, alrededor de los 72 °C, para que el ADN polimerasa se una a los segmentos cortos de ADN y empiece su replicación. Estos pasos se repiten sucesivamente.

 

El objetivo del ciclo PCR es obtener muchas copias del fragmento que se ha buscado amplificar para analizar, de manera rápida y precisa, enfermedades infecciosas. Los ciclos suelen ser de 20 o 40. A pesar de que la PCR parece ser una técnica nueva, lleva años utilizándose, solo que su uso durante la pandemia por la covid-19 se intensificó.

 

Esto último ha permitido arrojar más luz sobre el ciclo PCR y desvelar su importancia dentro de las pruebas de detección de virus. No obstante, también es útil para identificar un cambio genético que pueda derivar en una enfermedad o encontrar células cancerosas.