¿Qué es y qué puede causar la arritmia?

Las arritmias son alteraciones del ritmo cardíaco que pueden comenzar en diferentes partes del corazón y pueden ser causadas por factores que van desde enfermedades cardíacas hasta el estilo de vida. Te contamos todo lo que debes saber y… Click To Tweet

El corazón es el órgano responsable de bombear la sangre a través de tu cuerpo. Para ello, necesita diversos nódulos, células e impulsos eléctricos. Si algo va mal en este sistema, los latidos del corazón pueden ser muy rápidos, lentos o irregulares. Es lo que se conoce como arritmia, un trastorno del sistema de conducción cardíaco que provoca alteraciones en la frecuencia cardíaca. Hay cinco tipos de arritmias según la velocidad y frecuencia que producen y dónde se originan.

Tipos de arritmia

En reposo, el corazón de una persona adulta late entre 60 y 100 veces por minuto. Si el ritmo es inferior, se llama bradicardia; y si es superior, se denomina taquicardia. Estos son los dos primeros tipos de arritmia. Vamos a verlos todos.

El ritmo cardíaco de una persona cambia constantemente; por ejemplo, cuando hace ejercicio o duerme, aumenta o disminuye, respectivamente. Solo se consideraría arritmia si estos cambios ocurren de manera injustificada y regular.

El tercer tipo de arritmia se conoce como latido prematuro. ¿Alguna vez has notado que tu pulso es irregular unos segundos? En ocasiones, el estrés, la cafeína, la nicotina u otros factores pueden provocar una especie de latido extra, es decir, una contracción prematura.

Es una arritmia no dolorosa, parece como si el pulso se descoordinara un momento. No es grave pero es importante estar al tanto de lo que pasa en tu cuerpo, especialmente si hay un problema cardíaco previo.

El corazón se divide en cuatro cámaras: dos superiores, las aurículas, y dos inferiores, los ventrículos. Según el origen de la alteración, podemos distinguir entre arritmias supraventriculares y ventriculares.

  • Fibrilación auricular: es una actividad eléctrica anormal en las cámaras superiores del corazón que hace que las aurículas latan de forma caótica en lugar de contraerse. Como resultado, el corazón late irregularmente y más rápido de lo normal. Esto interrumpe el flujo normal de sangre y puede provocar complicaciones como apoplejías debidas a coágulos de sangre. Algunos síntomas comunes pueden ser: palpitaciones, dificultad para respirar, molestias en el pecho, tensión arterial baja, mareos o desmayos. ¿Sabías que, según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de los EE. UU., durante una fibrilación auricular el corazón puede llegar a 400 latidos por minuto? ¿Qué otras cosas asombrosas pueden suceder en el corazón?
  • Aleteo auricular: es similar a la fibrilación auricular, pero los latidos son más regulares.
  • Taquicardia ventricular: los impulsos eléctricos que controlan el pulso envían mensajes caóticos a los ventrículos, haciendo que se contraigan antes de llenarse completamente de sangre. Esto puede ocurrir si el corazón está dañado por la cicatrización de un ataque cardíaco anterior. En primera instancia, no es un trastorno grave a menos que persista más de unos pocos segundos, porque puede convertirse en una arritmia más grave como la fibrilación auricular.
  • Fibrilación ventricular: En este caso, los ventrículos no logran impulsar la sangre al resto del cuerpo y se contraen rápidamente. Es más grave que la fibrilación auricular, ya que es más probable que provoque un paro cardíaco repentino en minutos. Es uno de los tipos de arritmia más peligrosos si no se trata con urgencia.

Causas de la arritmia

Las arritmias pueden estar provocadas por:

  • Cambios en la anatomía del corazón, como una operación, ataques cardíacos previos, daños en los tejidos o flujo sanguíneo reducido.
  • Estados emocionales que provocan la secreción de hormonas del estrés, como la adrenalina y el cortisol.
  • Medicación.
  • O una deficiencia de electrolitos.

Los electrolitos como el potasio, el magnesio o el sodio son sustancias que conducen la electricidad por el organismo y cuyo desequilibrio puede desencadenar arritmias. Pero, ¿por qué? El corazón se contrae gracias al impulso eléctrico enviado desde los nódulos sinusal y auriculoventricular. Un nivel alto o bajo de electrolitos puede interferir con las señales de estos nódulos al corazón y alterar los latidos.

Existen muchos otros factores de riesgo que pueden inducir la aparición de arritmias, como la edad, el entorno, la genética familiar o ciertos hábitos, como el consumo excesivo de alcohol.

¿Cómo se diagnostican las arritmias?

El mejor método para detectar arritmias persistentes es el electrocardiograma (ECG). En esta prueba, la actividad eléctrica del corazón se mide mediante parches de electrodos colocados en diferentes partes del cuerpo. Se puede realizar en reposo o durante un ejercicio físico ligero.

Si un control único no proporciona suficiente información, se pueden usar electrocardiogramas portátiles, también llamados registro Holter, para hacer una prueba durante el tiempo que la persona los lleve, como 24 horas, varios días o un mes.

También se pueden realizar pruebas de detección como ecografías o tomografías computarizadas para obtener imágenes detalladas del corazón u otras partes del sistema circulatorio.

En ocasiones, cuesta detectar la causa de las arritmias, por lo que la mejor opción es contar con un diagnóstico personalizado. Cuanta más información esté disponible, más fácil será encontrar la mejor solución para cuidar de tu corazón.

Referencias (APA):

  1. About arrhythmia | Stanford Health Care. Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://stanfordhealthcare.org/medical-conditions/blood-heart-circulation/arrhythmia.html.
  2. Arrhythmia. (2021). Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.nhs.uk/conditions/arrhythmia/.
  3. Arrhythmia | Heart Foundation. Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.heartfoundation.org.au/conditions/heart-arrhythmia.
  4. Arritmia | National Heart, Lung, and Blood Institute. Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/arrhythmia.
  5. Arrhythmias | British Heart Foundation. (2019). Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.bhf.org.uk/informationsupport/conditions/arrhythmias.
  6. Atrial Fibrillation | Heart Foundation. Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.heartfoundation.org.au/conditions/atrial-fibrillation.
  7. Atrial fibrillation | National Cancer Institute | Dictionary of Cancer Terms. Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.cancer.gov/publications/dictionaries/cancer-terms/def/atrial-fibrillation.
  8. Beckerman, J. (2021). Arrhythmia. Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.webmd.com/heart-disease/atrial-fibrillation/heart-disease-abnormal-heart-rhythm.
  9. Biggers, A., y Villines, Z. (2018). Ventricular fibrillation: Treatment, causes, and symptoms. Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.medicalnewstoday.com/articles/188837.
  10. Common tests for arrhythmia | American Heart Association (2016). Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.heart.org/en/health-topics/arrhythmia/symptoms-diagnosis–monitoring-of-arrhythmia/common-tests-for-arrhythmia.
  11. Heart arrhythmia – Symptoms and causes (2021). Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/heart-arrhythmia/symptoms-causes/syc-20350668#:~:text=A%20heart%20arrhythmia%20.
  12. Kohli, P., y Felman, A. (2021). Atrial fibrillation: Symptoms, causes, treatment, and more. Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.medicalnewstoday.com/articles/323621.
  13. Weatherspoon, D., y Newman, T. (2020). Arrhythmia: Causes, symptoms, types, and treatment. Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.medicalnewstoday.com/articles/8887.
  14. What is an arrhythmia? – Arrhythmia Alliance. Obtenido el 22 de marzo de 2022, de https://www.heartrhythmalliance.org/aa/uk/what-is-an-arrhythmia.

Escrito por