6 estrategias para evitar antojos antes de cenar - Unilabs

6 estrategias para evitar antojos antes de cenar

¿Sueles tener antojos antes de cenar? Sigue nuestros consejos para superar este apetito descontrolado y mantener el peso deseado. Clic para tuitear

Conocida como el momento de los «atracones», la tarde noche suele ser el momento del día en el que aumenta el apetito. Esto es algo que puede ser difícil de manejar, dado que es tarde para merendar y demasiado temprano para cenar. Si normalmente sientes antojos antes de cenar, sigue leyendo porque explicaremos por qué tienes estos antojos y cómo puedes manejarlos.

6 consejos para manejar los antojos antes de cenar

Tener hambre antes de la cena puede tener una naturaleza física o emocional, lo que significa que puedes experimentar un apetito real o puede ser simplemente un antojo de comer o picar algo para aliviar algunas emociones, como el estrés, la ansiedad o la tensión.
Si el hambre es realmente física, puede ser una señal de que, a lo largo del día, has tenido una ingesta insuficiente de calorías.

Aquí tienes algunos consejos para evitar y eludir los antojos antes de la cena.

1. No te saltes comidas

Es importante comer bien a lo largo del día, cada 3 horas, para no sentir hambre al final del día.

Si no te «saltas» comidas, ni siquiera las intermedias, como los aperitivos, será más fácil que tengas una sensación de saciedad durante mucho más tiempo.

2. Toma sopa

Si tienes hambre antes de la cena, siempre puedes anticiparte y tomar una sopa antes. De esa manera, prepararás al estómago para recibir el resto de la comida más tarde.

Come con calma y preferiblemente toma una taza de caldo para que la sensación de satisfacción dure más tiempo.

Según los sitios web de kitchn y Ekachai Hospital, otra forma de posponer las ganas de comer es tomar un vaso de agua, preferiblemente tibia.

3. Cena pronto

Tampoco hay inconveniente en adelantar la hora de la cena y, si es necesario, comer algo antes de acostarse, siempre que sea equilibrado. Es decir, algo bajo en azúcar, grasas y calorías. Por ejemplo, puedes optar por una gelatina sin azúcar, un té o un vaso de leche desnatada.

Según el sitio web Eating Well, hay 3 razones por las que debes cenar temprano: perder peso, dormir mejor y mejorar tu salud.

4. Opta por aperitivos saludables

Si es muy temprano para cenar o si la familia aún no se ha reunido, siempre puedes optar por picar algo saludable, como palitos de zanahoria, pepino crudo o tomar alguna gelatina, siempre que sea sin azúcar.

5. Toma dos meriendas

Si pasa mucho tiempo entre la comida y la cena, siempre puedes preparar dos meriendas, preferiblemente ricas en lácteos, cereales integrales, frutas y/o legumbres.

Te ofrecemos algunas sugerencias: fruta + frutos secos y queso/yogur light + tostadas integrales.

6. Descansa un poco

Si el hambre tiene una naturaleza emocional, siempre puedes tratar de relajarte un poco; podría ser suficiente para perder ese antojo repentino.

Si principalmente tienes antojo de productos azucarados y altos en calorías, entonces puede tratarse alteraciones en microorganismos intestinales o por ejemplo de un  probablemente esté relacionado con el hecho de que simplemente sientas cansancio. De tal manera que puedes intentar descansar un poco, darte un baño, escuchar música, entre otras actividades relajantes.

La receta es…

Aunque sentir hambre antes de la cena puede ser una situación relativamente común, si se trata de un problema diario, podría ser pertinente buscar ayuda médica profesional. Así podrás saber si llevas una dieta equilibrada o si los antojos que has estado experimentando tienen un origen psicológico, por si acaso se trata de antojos emocionales.

Sigue nuestras estrategias para lidiar con los antojos antes de cenar y logra evitar el consumo alto de calorías en el temido momento de los «atracones».

Fuentes:

Escrito por