Alimentos procesados

alimentos-procesados

 

¿Qué son alimentos procesados?

 

Los alimentos procesados son productos que consumen las personas y que han sufrido varios cambios. Su estado original ha sido sometido a diferentes procesos industriales en el que se le han añadido ingredientes o eliminado componentes naturales. Un ejemplo puede ser el de una naranja que, al exprimirla, se le añade azúcar y otros aditivos para envasarla posteriormente y venderla en forma de zumo. 

 

Asimismo, la cocción, la fermentación o el envasado también son una parte del proceso de los alimentos procesados que se pueden clasificar de la siguiente manera: 

 

  • Alimentos mínimamente procesados: los podemos encontrar en los que están congelados o enlatados, porque no contienen aditivos que sean dañinos y que no hayan alterado excesivamente el estado original del producto. El atún en lata, por ejemplo, sería un alimento mínimamente procesado.
  • Alimentos procesados: en este caso sí se les añaden ingredientes adicionales como azúcares, sal, aceites o conservantes, también colorantes, para modificar el estado original del producto. Algunos ejemplos son los yogures que tienen sabor a fresa o a plátano, pero también la bollería. 
  • Alimentos ultra procesados: estos son los que más alteraciones han sufrido y dan como resultado refrescos, patatas fritas, galletas, etc. Tienen un valor nutricional bajo y grasas saturadas, además de sal o azúcar en cantidades demasiado altas. Estos productos deben consumirse muy ocasionalmente. 

 

Los alimentos mínimamente procesados o los procesados no son tan perjudiciales para la salud como los ultra procesados. Por eso, conviene priorizar los primeros antes que estos últimos, cuyo consumo no debe ser diario por los riesgos para la salud que eso conlleva. Prestar atención a las etiquetas, priorizar los alimentos frescos y mínimamente procesados es siempre la mejor opción para llevar una dieta saludable.