Aliento con urea

aliento con urea

 

El aliento con urea es una prueba mínimamente invasiva que se realiza para identificar la presencia de una bacteria: la Helicobacter pylori. Esta se instala en el estómago y puede acabar generando serios problemas si no se elimina. Por ejemplo, es la responsable de las úlceras pépticas que son muy molestas y provocan acidez estomacal.

Para llevar a cabo la prueba de aliento con urea se suele tomar una cápsula que contiene carbono. Si la bacteria se encuentra en el estómago del paciente se liberará dióxido de carbono que se percibirá una vez realizada la prueba. Por lo tanto, a pesar de que parece muy sencilla, es realmente eficaz y arroja resultados que son fiables. 

La infección por Helicobacter pylori no es nada fácil de eliminar. Por eso, una detección temprana es crucial, aunque a veces, la sintomatología que presenta se confunde con otras afecciones, lo que provoca un retraso en el diagnóstico. Para erradicarla, es habitual que se recomiende el uso de antibióticos, pero también de medicamentos que ayuden a controlar la acidez estomacal que produce esta bacteria. Así, se alivian notablemente los síntomas.

Si la prueba de aliento con urea da positivo, es muy importante que el paciente sepa que no solo aumenta su riesgo de sufrir úlceras pépticas, sino también de padecer cáncer gástrico. De ahí la importancia de un diagnóstico precoz. Por lo tanto, conviene acudir al médico en cuanto se sospecha que puede haberse contraído esta bacteria, ya sea por haber consumido un alimento en mal estado o por estar en contacto con una persona que la tenía. Pues a través de la saliva se puede contagiar.