PACIENTE CERO

paciente cero

El paciente cero, en epidemiología, es el primer humano infectado por un virus o enfermedad infecciosa. A partir de él, se llevan a cabo una serie de investigaciones y protocolos de acción para conocer el foco de una infección o brote epidémico. También se le denomina caso índice o paciente uno.
 
Puede ocurrir que el caso sea primario, coprimario o secundario dentro del foco: El caso primario es el primer caso que se presenta en el curso de un brote y cumple con las condiciones para incriminarlo como la fuente de origen de los casos posteriores.
 
El caso coprimario es el siguiente al primario dentro de un período inferior al de incubación, de tal manera que se pueda inferir que tenga origen común con el caso primario y excluir la posibilidad que sea un caso secundario.

En genética médica, caso índice se refiere al individuo en estudio. Es el individuo que busca atención médica en relación a su trastorno genético. Normalmente es la primera persona que reporta un desorden genético ante un experto, pero no es necesario que sea la primera persona en padecerlo dentro de la familia, ya que es posible que lo haya heredado de uno de sus ancestros.
 
Encontrar al paciente cero, es crucial para averiguar el origen de nuevas enfermedades como es la pandemia de Covid-19. Es importante saber dónde y por qué se originó la enfermedad ya que esto aporta información sobre cómo evitar riesgos futuros y nuevas emergencias sanitarias.
 
Si bien es cierto que en ocasiones determinar este paciente cero es prácticamente imposible, estrechar el círculo en la medida de lo posible puede ayudarnos a afrontar problemas de características similares e incluso a evitar que ocurran de nuevo.