Espectrometría de masas

Espectrometría de masas

 

¿Qué es espectrometría de masas?

 

La espectrometría de masas es una técnica muy empleada en laboratorios que permite estudiar compuestos orgánicos e inorgánicos, así como obtener información de su masa molecular y concentración. A pesar de lo compleja que pueda resultar su definición, la espectrometría de masas se utiliza en el cribado neonatal, por ejemplo, para poder identificar trastornos que les afectan a los recién nacidos de una manera muy eficaz. 

 

La manera en la que funciona una espectrometría de masas es la siguiente:

 

  • Sistema de introducción de muestras: las muestras que se quieren analizar se deben introducir en el espectrómetro de masas.
  • Fuente de iones: una vez las muestras están en el espectrómetro, se obtienen iones a partir de moléculas orgánicas que deben estar en una fase gaseosa. 
  • Analizador de iones: cuando los iones ya se han obtenido, empieza la fase de análisis y separación de estos, siempre de acuerdo a su masa y carga
  • Registrador de la información: cuando se han separado los iones, empieza la fase de registrar la información obtenida de ellos.

 

Además del cribado neonatal, la espectrometría de masas también es útil para la cuantificación de la testosterona. Pero resulta igualmente fundamental en el análisis de la Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC). En este último ejemplo, esta técnica ayuda a los médicos a detectar si un paciente realmente tiene EPOC o si se trata de asma

 

Las ventajas de realizar una espectrometría de masas es que los resultados se pueden obtener en muy poco tiempo y, además, estos son muy satisfactorios. Asimismo, también permite trabajar tanto con moléculas que sean grandes como pequeñas. 

 

Por lo tanto, la espectrometría de masas es una técnica esencial en el ámbito de la medicina y, especialmente, para los laboratorios. Pues, gracias a ella, pueden llevar a cabo análisis que, de otra forma, sería imposible realizar, al menos, no con la misma rapidez.